9-07-2019

En esta publicación abordamos las razones por las que deberías rotular tu flota comercial: camiones, furgonetas, coches, motos, bicicletas… ¡Incluso barcos!… No importa el tipo de vehículo, lo relevante son todas las ventajas y beneficios que te aporta esta solución. Comenzamos:



1. Potencia tu imagen de marca

La rotulación de tu flota comercial aporta valor añadido a tu marca: fortalece la identidad corporativa que envuelve y define a tu empresa, incrementa su popularidad y prestigio, y por tanto, mejora la percepción de la imagen de tu negocio.

Un vehículo comercial asociado a una imagen corporativa transmite mensajes indirectos muy potentes: seriedad, seguridad y profesionalidad. Te ponemos un ejemplo: has tenido un percance en tu casa o negocio, y llamas a un técnico para reparar la avería. ¿Qué empresa te transmite más confianza? ¿La que envía a su trabajador en un coche particular? ¿O aquella que te envía a su trabajador en un vehículo destinado a uso profesional claramente identificado con el logotipo de la empresa  y/o sus datos?



2. Reconocimiento de la empresa

Hacer identificable tu flota comercial posibilita que sea reconocible por tus clientes y nichos comerciales ampliando la capacidad de alcance de la empresa. ¿Cuántas veces has descubierto una nueva empresa a través de su vehículo comercial? ¿O en cuántas ocasiones has identificado a tu competencia por su flota?



3. Publicidad en constante movimiento

La rotulación de vehículos comerciales tiene una función elemental: convertir tu flota comercial en un soporte publicitario permanente y en constante movimiento con un alto impacto de alcance. En todos los trayectos que se realicen con el vehículo rotulado se estará transmitiendo un mensaje publicitario, se estará dando a conocer el nombre de la empresa, los servicios que realiza, los productos que oferta, etc. Rutas a nivel local, nacional o internacional que expandirán el nombre de tu empresa por allá por donde se desplacen tus vehículos. ¿Has pensado alguna vez todos los kilómetros que realizas a lo largo de una semana? ¿Y en un mes? ¿Has pensado qué impacto tendría si todos esos kilómetros se hubieran realizado promocionando tu empresa?



4. Protección del vehículo

La rotulación integral y semi-integral de tu flota, protege al vehículo de arañazos, además, la reparación de la rotulación es mucho más económica que de la chapa del vehículo. A  nadie le gusta que se le arañe el coche por muy pequeña que sea la marca. Qué bueno que haya un producto que además de todas sus posibilidades comerciales, proteja tu vehículo ¿no crees?



5. Triangulación calidad – función – inversión 

La relación del trinomio calidad – función – inversión es notable. Por un lado, la calidad del material empleado para la rotulación comercial la realizamos con un tipo específico de vinilo de calidad superior preparado para los cambios bruscos de temperaturas que se adapta a la forma del vehículo en su totalidad.

Como hemos comentado anteriormente, la rotulación de la flota comercial cumple una gran variedad de funciones, todas imprescindibles para tu empresa: imagen de marca, reconocimiento, publicidad, diferenciación y protección.

La inversión necesaria para rotular una flota comercial depende del tipo de rotulación que se vaya a realizar: rotulación semi-integral o integral, rotulación estándar, rotulación básica… Así que existen múltiples soluciones adaptables a tus necesidades y presupuesto.

¿Te gustó? Puedes apoyarnos compartiendo este contenido 🙂